Revisiones

Según el Real Decreto 919/2006 del 28 de Julio,

“Los titulares o, en su defecto, los usuarios de las instalaciones de envases de GLP, serán los responsables de la conservación y buen uso de dicha instalación, de tal forma que se halle permanentemente en disposición de servicio, con el nivel de seguridad adecuado. Asimismo atenderán las recomendaciones que, en orden a la seguridad, les sean comunicadas por el operador al por mayor o el comercializador de GLP que les suministre.

El titular de la instalación deberá encargar a una empresa instaladora autorizada la revisión de las instalaciones de envases de GLP, coincidiendo con la revisión periódica de la instalación receptora a la que alimentan. La revisión anterior no es obligatoria en las instalaciones con un único envase de GLP de capacidad inferior a 15 kg conectado por tubería flexible o acoplado directamente a un solo aparato de gas móvil.”

Aunque, según este decreto, es el usuario o titular de la instalación quien debe solicitar la revisión periódica de la instalación es práctica usual por parte de algunas “empresas” enviar operarios para realizar revisiones o cambios en las instalaciones de gas que para nada son necesarias. Estos “señores” afirman pertenecer a servicios oficiales de la compañía distribuidora o llegan en nombre de la Junta de Andalucía o de “Industria”, y aunque en algunos casos sí pertenecen a empresas registradas, persuaden o incluso llegan a amenazar al cliente con cortarle el suministro del gas si no realizan los trabajos que ellos creen que son necesarios, cuando realmente no lo son.

RECUERDE QUE NINGUNA EMPRESA INSTALADORA LE PUEDE CORTAR EL SUMINISTRO DEL GAS.

Estas “empresas” se dirigen, en la mayoría de las veces, a personas mayores, solas o extranjeros, y las revisiones que realizan suelen ser incompletas, suponiendo un riesgo alto para la salud del confiado usuario así como un gasto económico bastante desmesurado.

Para evitar estas irregularidades le recomendamos mantener la instalación en perfecto estado de funcionamiento y sobre todo, nunca firmar ningún documento sin dirigirse antes a su distribuidor habitual o empresa instaladora de confianza para confirmarle la caducidad de su revisión periódica.

RECOMENDACIONES:

  • La revisión de gas es obligatoria cada cinco años en el caso de gas butano, y cada cuatro años en el caso del gas natural. Al terminar esta inspección la empresa instaladora le deberá hacer entrega de un documento acreditativo de la revisión que conviene conservar.
  • NO DEJE ENTRAR, NI FIRME SERVICIO ALGUNO con empresas a las que usted no haya requerido sus servicios, A PESAR DE LA INSISTENCIA QUE ESTAS MANIFIESTEN, incluso si amenazan con suspenderle el suministro.
  • Contacte con anterioridad con el personal de su entera confianza por ejemplo el que le esté proveyendo las bombonas de gas. Ellos le orientarán.
  • SOLICITE PRESUPUESTO, pero no firme nada. No permita la realización de trabajos a personal que no sea de su entera confianza. NO ESTÁ OBLIGADO A DEJAR ENTRAN EN SU CASA A NADIE.
  • Ante cualquier duda relacionada con la visita de estas empresas no dude en contactar con nosotros al 952540181, le asesoraremos correctamente.